Elecciones italianas: El “Movimento 5 stelle” ha defendido el sistema

¡Están que trinan los medios con los resultados de las elecciones italianas! Ycomo siempre trinan sin tener ni idea de lo que pasa en la calle porque todos los opinadores profesionales terminan replicando lo de los otros opinadores que siempre están más cerca del poder que de la realidad social.

Ya se ha dicho de casi todo sobre el tema. Nosotros sólo apuntamos dos cosas: el hostión del golpista Monti (curiosamente saca el doble de votos entre los/as votantes en el extranjero) y el nuevo fracaso de la izquierda ex-Rifundazione Comunista (en la coalicción Rivoluzione Civile).

Y cómo no, tenemos que hablar de Grillo. Pero mejor reproducimos íntegro una artículo del lunes de la gente de Wu Ming, que son un referente para actuar en política y para entender qué puede pasar.

EPR

Ver artículo original. http://www.fakepolitik.net/2013/02/27/general/el-movimento-5-stelle-ha-defendido-el-sistema-wu-ming/

Elecciones italianas: El “Movimento 5 stelle” ha defendido el sistema

Ahora que el Movimento 5 stelle parece haber “estallado” en las elecciones, creemos que no se pueda aplazar más una reflexión sobre el vacío, la ausencia, que el movimiento de Grillo y Casaleggio representa y administra. El M5s administra la ausencia de movimientos radicales en Italia. Hay un espacio vacío que el M5s ocupa… para mantenerlo vacío.

A pesar de las apariencias y de la retórica revolucionaria, creemos que en los últimos años el M5s haya sido un eficaz defensor de lo existente. Una fuerza que ha funcionado como “tapón” estabilizando el sistema. Es una afirmación contraria a la intuición, parece absurda, si miramos solo al contexto italiano y, sobre todo, si no vamos más allá de la primera impresión. ¿Cómo puede ser? ¿Grillo estabilizador? ¿Precisamente él, que quiere que se vaya la vieja clase política? ¿Precisamente él que, según dicen todos, se está preparando para ser un factor de ingobernabilidad?

media_xll_4807720Creemos que en los últimos años Grillo, consciente o no, ha garantizado la estabilidad del sistema.

En los últimos tres años, mientras en los otros países euromediterráneos y en general en occidente se extendían, y en algunos casos radicaban, movimientos inequívocamente antiausterity y antiliberales, aquí eso no ha pasado. Sí que ha habido luchas importantes, pero han quedado confinadas en territorios restringidos, o han durado muy poco. Muchas chispas, pero no las necesarias para encender el fuego, como sin embargo ha pasado en otros lugares. Nada de indignados aquí, nada de #Occupy ni de primaveras de ningún tipo, nada de “Je lutte des clases” contra la reforma de las pensiones.

No hemos tenido una Plaza Tahrir, ni una Puerta del Sol, ni una plaza Syntagma. No hemos luchado como se ha luchado –y en algunos casos se sigue luchando- en otros lugares. ¿Por qué?

Las razones son múltiples, pero hoy queremos desarrollar una sola hipótesis. Puede que no sea la más importante,  pero creemos tenga cierta relevancia.

Aquí, una gran cantidad de “indignación” ha sido interceptada y organizada por Grillo y Casaleggio –dos ricos sexagenarios provenientes de la industria del entretenimiento y del marketing- a través de una franquicia político-empresarial con grandes dosis de copyright y de marca registrada, un “movimiento” rígidamente controlado y liderado desde un vértice, que recoge y emula reivindicaciones y consignas de los movimientos sociales, pero mezclándolas con apologías del capitalismo “sano” y con discursos superficiales centrados en la honestidad del político/administrador individual, en un programa embarullado donde coexisten propuestas liberales y antiliberales, centralistas y federalistas, libertarias y de extrema izquierda. Un programa passepartout que recoge de aquí y de allá, típico de un movimiento diversivo.

Prestad atención: el M5S divide el mundo entre un “nosotros” y un “ellos” en un modo completamente distinto al de los movimientos mencionados anteriormente.

Cuando #Occupy propuso la separación entre el 1 y el 99 por ciento de la sociedad, se refería a la distribución de la riqueza, yendo directamente al centro de la desigualdad: el 1 por ciento son los multimillonarios. En caso de haberlo conocido, #Occupy hubiese incluido también a Grillo. En Italia, Grillo forma parte del 1 por ciento.

Cuando el movimiento español retoma el grito de las caceroladas argentinas: “¡Que se vayan todos!, no se refiere solo a la “casta”, y no está añadiendo implícitamente: “Ocupemos nosotros su puesto”. Está reivindicando la auto-organización y la auto-gestión social: probemos a hacer lo máximo posible sin ellos, inventemos nuevas formas, en los barrios, en los puestos de trabajo, en las universidades. Y no por medio de los disparates tecno-fetichistas de Grillo ni de las cantidades ingentes de retórica de los pequeños roedores de tipo “parlamentario”: son prácticas radicales, juntarse para defender la comunidad de los excluidos, impedir físicamente desahucios y ejecuciones hipotecarias, etc.

Entre los que “se tienen que ir”, los españoles incluirían también a Grillo y Casaleggio (¡inconcebible un movimiento liderado por un millonario y por una empresa de publicidad!), y también a aquel Pizzarotti que en Parma hace meses que gestiona la austerity ignorando las ampulosas promesas electorales hechas una tras otra.

Ahora que el movimiento de Grillo entra en el Parlamento, votado como último recurso por millones de personas que con razón encontraban repugnantes o en todo caso inadmisibles las otras opciones políticas, termina una fase y comienza otra. El único modo de comprender la fase que comienza es entender cuál ha sido el rol de Grillo y Casaleggio en la fase que termina. Para muchos se han comportado como pirómanos. Para nosotros, lo han hecho como bomberos.

¿Puede un movimiento que nació como diversivo convertirse en un movimiento radical que tenga como objetivo abordar cuestiones cruciales y que separe el “nosotros” del “ellos” a través de las justas líneas de fractura?

Para esto, primero tendría que suceder otra cosa. Tendría que verificarse un Evento que introdujese una discontinuidad, una escisión (o más) dentro del movimiento. En pocas palabras: el movimiento de Grillo tendría que evitar ser su “prisionero”. Por ahora no ha sucedido, y es difícil que lo haga. Pero no imposible. Nosotros, como siempre, “apoyamos la rebelión”. Incluso dentro del Movimento 5 stelle.

Anuncios

Mitín de cierre de campaña del Frente de Izquierdas, en directo y con traducción. 19 de abril, Alcalá.

Una inciativa muy buena aprovechando la tecnología y los saberes. Enhorabuena a lo/as camaradas. Lástima de la convocatoria con tan poco tiempo.

Retransmisión en directo del MITÍN DE CIERRE DE CAMPAÑA DE JEAN-LUC MÉLENCHON, candidato del FRENTE DE IZQUIERDAS en las elecciones presidenciales francesas.
Lugar: Centro Social “13 Rosas” / sede del PCE Alcalá
(c.c. Boisan II, paseo del Val, 12)
Fecha: jueves 19 de abril
Hora: 19:00
Idioma: francés (traducción simultánea al castellano de los elementos-clave del discurso)

Elecciones en México. Cómo mentir con estadísticas.

El 1 julio de este año hay elecciones presidenciales en México. Este artículo nos ha llegado rebotado por una lista de correo. Es muy interesante por cómo muestra la manipulación de eso que parece tan aséptico que son las estadísticas con sus gráficos, sus porcentajes y su jerga técnica.

Para manipulaciones oscenas de gráficas de barras no hay que irse lejos. Telemadrid usó el año pasado una técnica parecida para infravalorar las inversiones públicas del gobierno central en la región [ver caso]

El artículo está “traducido” al castellano.

EPR

Cómo mentir con estadísticas. Este es el título de un libro muy popular, escrito en los 50, que debería ser texto obligatorio en las escuelas para evitar los engaños de tecnócratas quienes creen que con simples manipulaciones pueden desviar a la opinión pública. Agregando a ello la tendencia de la mayor parte de la gente a dejarse impresionar por la contundencia de unas matemáticas que no comprenden, se tiene la fórmula de la mentira perfecta. Recientemente se han publicado encuestas, apoyadas en vistosas gráficas, en donde quizá exista alguna intención no muy velada de sembrar una cierta desesperanza al respecto de la elección [presidencial] del 2012. Parece querer presentarse como un asunto cerrado, dada la magnitud de la ventaja de uno de los contrincantes que puede apreciarse en las gráficas. Pero mirando un poco hacia las notas de pie de página vemos que estas gráficas apenas representan una parte de la historia.

El capítulo 5 del libro “Como Mentir con Estadísticas” nos enseña como ajustando los parámetros de una gráfica es posible manipular la percepción de quien la mire sin tener que falsear los datos. Así, una ventaja mínima por parte de un candidato, puede representarse como una ventaja inalcanzable sin tener que decir mentira alguna, dejando que sea el lector quien se engañe a sí mismo.

Veamos, la gráfica que presenta [la consultora] Mitofsky se ve más o menos así:

El mensaje es claro: Ya ni que hacer, una ventaja así no hay ni como remontarla.

Pero viendo la letra pqueña, dice textualmente: “No suma 100% debido a que no incluye al 22% que no declara preferencia”.¡Ajá! Veamos ahora la gráfica agregando este dato:

Al introducir a este cuarto actor, aquel que aun está indeciso, vemos que la “incalcanzable” ventaja que se quiere representar en la primera gráfica quizá no es tal. Basta poner encima la barra morada sobre la azul o la amarilla para imaginarse una carrera muy cerrada.

Pero vayamos más allá. Al final del documento de Mitofsky hay una cifra que resulte quizá la más reveladora de todas: 51.7% de los entrevistados rechazan la entrevista, son los “No sabe/No contestó”.

Las razones pueden ser múltiples: “No sé, no me esté molestando, tengo trabajo”; “No está mi mamá”; “Mejor no contesto, no vayan a ser los Zetas [grupo narcoterrorista]”. Es decir, en este universo de rechazo a la entrevista hay votantes, gente real que por alguna razón u otra no contesta la encuesta.

Asumimos pues que el 48.3% que conforman el universo de los que responden son, por un lado los que claramente apoyan a un partido; y por el otro, los que cuando llegaron los encuestadores no tenían nada mejor que hacer y viven en zonas donde el miedo no cabalga prepotente.

Así que, veamos la gráfica completa,

Parece ser que visto así, el uso propagandístico de esta gráfica es inútil. No dice en verdad mucho al respecto de por donde irá la elección, sobre todo si llegado ese día la participación ciudadana es amplia y vigorosa.

Dado el lamentable estado en el que se encuentra el país, con índices de percepción de corrupción gubernamental aun peores de los que hubo cuando la sociedad se volcó a “sacar al PRI de los Pinos” [Palacio Presidencial], pero con el enorme agravamiento de la violencia que vivimos hoy en día más un estancamiento en todos los rubros que importan al ciudadano -desde crecimiento económico hasta calidad de salud y educación- podríamos especular que quizá en 2012 la participación ciudadana también superará el 60%. Digamos que “sacar al PAN de los Pinos” podría ser un aglomerador del voto en 2012.

Para finalizar, hagamos ahora un ejercicio contrapropagandístico, sumemos las columnas negra y morada y pongámosle la etiqueta “Decidirán en los próximos meses”:

Nadie sabe quien será presidente en 2012, la mayor parte de la gente parece no saber por quien votará o prefiere no expresarlo ante otros. El resultado dependerá de la capacidad de cada candidato para ganarse la preferencia de los electores, más que de las maquinarias de los partidos.

Por ahora va quedando claro que quien busca mentir con estas verdades, truqueando, si no los datos si la forma de presentarlos, es quien quizá tiene más miedo de salir perdedor. ¿Sabrá algo que los demás no sabemos?

Para el gigantesco gasto en imagen y promoción que hasta ahora ha tenido Enrique Peña [candidato del PRI a las elecciones presidenciales mexicanas], ocupando las pantallas de televisión con mayor frecuencia que los galanes de telenovela, quizá la encuesta de Mitofsky, vista en la totalidad de sus resultados, debería ser algo preocupante para este partido.

Ver artículo completo y original

Apuntes sobre las elecciones de los ingleses, escoceses, galeses, etc.

¡Que de tiempo le han dedicado los medios españoles a la campaña y a los resultados en las elecciones en el Reino Unido y que poco han informado! Las noticias daban vueltas continuamente a lo simpáticos o jóvenes que eran los candidatos, a la mujer vallisoletana de Clegg ¡Cuanto paletismo mediático! o repetir los tópicos sobre los ingleses. Poco análisis serio, como contar algo obvio: los conservadores y laboristas en realidad son el ala derecha e izquierda del mismo partido que defienden los mismos intereses. No se hacía ni una sola mención a la herencia desastrosa de Blair (recortes sociales, separación de los sindicatos, guerra de Irak, medidas contra los derechos civiles con la excusa del antiterrorismo…). Todos los medios lo vendían como el gran cambio posible, sobre todo tras el inflamiento en las encuestas de Clegg y los liberal-demócratas, pero poca era la esperanza de cambio teniendo en cuenta los programas, la experiencia anterior y las personas que encabezan los partidos, como contaba Serge Halimi en Le Monde Diplomatique

Se repite continuamente lo de las “elecciones en Inglaterra” cuando en realidad votaban otros reinos: Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Y las reflexiones y análisis han tomado los datos en general, con lo cual apenas se ven las diferencias parciales. Para ser más directos: el cambio de laboristas a tories es por el cambio electoral solamente en Inglaterra. Escocia ha sido un caso aparte. Incluso los laboristas han subido. Aunque en general los resultados por escaños son los mismos que hace cuatro años. Por cierto, Escocia tiene poco que ver con las políticas anticrisis de Londres, incluso lo llevan algo mejor que los ingleses, con un gobierno con políticas más sociales.

En Gales también ganan los laboristas y hay partidos nacionalistas galeses. Y lo de Irlanda del Norte es como si fuera un país aparte. Ni un escaño para laboristas ni conservadores (ver mapa a la derecha). Por cierto, Gerry Adams, consiguió el 70% de los votos de su circunscripción.

Los medios han resaltado la alta participación que incluso dejó a gente sin votar por acumulación de gente o situaciones ilegales como aumentar el horario de votación para alargar las votaciones. La participación fue de un 65%, un porcentaje bastante escaso comparado, por ejemplo, con España donde se suele ronddar el 75% en las elecciones generales. En realidad demuestra que es una democracia no preparada para ser ejercida ni siquiera una vez cada cuatro años.

Batacazo de los anti-euro (anti-moneda euro) de UKIP y de los racistas de BNP. Por el otro lado, pérdida del escaño de RESPECT de George Galloway en Londres. Y entrada del Partido Verde, por la circunscripción de Brighton.

En resumen, como cuenta Billy Bragg, un cantante izquierdista inglés en este artículo en The Guardian, van los/as electores/as y echan a perder el sistema electoral que está pensado para que un partido se lleve la mayoría y el sistema pueda seguir funcionando sin muchos sobresaltos. Pero no sólo eso, encima hay ciudadanos/as que han tomado el color violeta, en recuerdo al movimiento cartista y sufragista, y están pidiendo un sistema electoral justo de una vez, donde todos los votos cuenten. Es el movimiento Take Back Parliament (Devolvednos el Parlamento), que ya ha salido varias veces a la calle.

Me temo que nos toca otra racha de análisis simplista y desenfocados en los próximos dias porque a final de mes con las elecciones presidenciales en Colombia…