Hacia la accesibilidad total en las bibliotecas de la UAH

Acaban de publicar en RUIDERAe, una revista electrónica promovida por las Unidades de Información de la Universidad de Castilla-La Mancha un artículo dedicado al intento de implantar el concepto de accesibilidad total en les bibliotecas de la Universidad de Alcalá.

Es muy interesante por apostar por la integración y la igualdad, y sobre todo porque el público beneficiario de la comunidad universitaria no llega al 1%.

Es un buen ejemplo para las instituciones públicas, como las bibliotecas municipales, y privadas locales que seguro que tiene un porcentaje de personas discapacitadas mucho más alto entre sus usuarios/as o clientes.

Hecemos un extracto del artículo. El documento completo se puede descargar en el enlace que aparece al final del post.

EPR

SERVICIOS ESPECIALES PARA USUARIOS CON DISCAPACIDAD. UNA INICIATIVA DE LA BIBLIOTECA DE LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ. Autoras: Leonor Saldaña Álvarez. y M. Carmen Fernández-Galiano Peyrolón. Universidad de Alcalá. ANTECEDENTES La Biblioteca de la Universidad de Alcalá (en adelante UAH) desde el año 2000 ha venido aplicando paulatinamente diferentes técnicas de gestión de la calidad y marketing para la mejora continua y la difusión de sus servicios buscando una mayor eficiencia y, sobre todo, elevar el nivel de satisfacción de sus usuarios. En línea con esta política, en el 2007 se creó el Grupo de Mejora “Servicios a usuarios con discapacidad”, con el objetivo de conseguir que los usuarios con alguna discapacidad puedan utilizar los servicios, instalaciones y equipamiento de las bibliotecas sin ninguna limitación. Para entender el alcance del proyecto hay que tener en cuenta que la Biblioteca de la UAH se estructura en 15 puntos de servicio repartidos en 3 campus en las ciudades de Alcalá de Henares y Guadalajara. Son usuarios potenciales 19.065 estudiantes de Grado, 3.435 estudiantes de Máster, 6.538 estudiantes de estudios propios, 1.828 profesores e investigadores (PDI) y 802 personas de administración y servicios (PAS) (datos del curso 2010-2011). Según el Censo de la Comunidad Universitaria con Discapacidad en la UAH, publicado por la Secretaría General, en el curso académico 2010-2011 había registrados 144 estudiantes, 6 usuarios del PDI y 27 usuarios del PAS que dan un total de 177 usuarios y suponen el 0,05 del total de usuarios.

DESARROLLO DEL PROYECTO En una primera fase el trabajo se centró en el apoyo a los estudiantes con discapacidad con la intención de dejar para una fase posterior el apoyo al PDI y PAS. Hasta la fecha y salvo la debida atención a casos puntuales, la Biblioteca había dado prioridad a otros objetivos y quedaba pendiente la normalización de la atención a los usuarios con algún tipo de discapacidad y numerosas actuaciones. Desde el principio se consideró fundamental ponerse en contacto con todos los usuarios que pudieran beneficiarse de estos servicios para conocer su situación y poder canalizar adecuadamente las ayudas técnicas. Para llevar a cabo esta iniciativa, se contactó con la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid con el fin de garantizar la legitimidad de las actuaciones en el acceso a los datos de dichos usuarios. Paralelamente, en el 2008, se elaboró una encuesta a la que contestó un 10% de los usuarios del censo. A pesar de la baja participación, las respuestas se consideraron suficientemente significativas para seguir con las actuaciones previstas. En la encuesta se preguntaba cuál era su discapacidad, en qué facultad estudiaban, qué problemas se habían encontrado al acceder a los servicios de la Biblioteca, y qué sugerencias podían hacer para mejorar el servicio. Se envió a sus domicilios y se incorporó a la página web de la Biblioteca.

ACTUACIONES PRINCIPALES Han sido muy variadas, tanto para los usuarios externos de la Biblioteca como para el personal que los atiende. Destaca la creación de una página web, dentro de la web de la Biblioteca, que proporciona información a los usuarios reales y al propio personal de la Biblioteca y de la Universidad. Se encuentra permanentemente actualizada: http://www.uah.es/Biblioteca/Biblioteca/informacion_discapacidad.html -Acceso a las Bibliotecas. Se sigue haciendo un seguimiento constante de la accesibilidad (sobre todo física) y se han buscado soluciones alternativas para aquellas Bibliotecas que, por estar ubicadas en edificios antiguos, presentan mayor dificultad de acceso. También se han tenido en cuenta las peticiones y quejas de los usuarios.

– Equipamiento accesible En el 2008 se adquirieron una serie de equipos especiales (mobiliario, hardware y software) a partir de la información proporcionada por los propios usuarios y se instalaron en las zonas más accesibles. Son espacios reservados, debidamente señalizados, que cuentan con mesas adaptadas y distintas herramientas informáticas especialmente diseñadas para distintas discapacidades. – Consulta en sala En este apartado de la web simplemente se recuerda a los usuarios con discapacidad que todo el personal bibliotecario está a su disposición para prestarles cualquier tipo de ayuda si llegaran a necesitarla. El personal de la Biblioteca está formado para atender a los usuarios con discapacidad en todo lo necesario. – Mejoras en el servicio de préstamo Se ofrece la posibilidad de ampliación del plazo de préstamo de documentos al doble de su duración. Asimismo, pueden realizar todos sus préstamos y devoluciones desde la Biblioteca que les proporcione mejores garantías de accesibilidad, evitando los desplazamientos entre los distintos campus e incluso dentro de cada uno de ellos. Además, como el resto de los usuarios, pueden hacer reservas y renovaciones en línea.

-Reproducción y digitalización de documentos Se informa sobre los equipos existentes para la reproducción o digitalización de documentos en distintos formatos, por ejemplo en Braille.

– Sensibilización y concienciación Se revisaron y actualizaron los términos de materias del catálogo que habían quedado obsoletos o poco adecuados (minusválidos, disminuidos, etc.). Se ha normalizado la señalización para que en todas las bibliotecas sea similar. Los carteles se han colocado en las llamadas “zonas accesibles” para indicar que son puestos reservados a usuarios con discapacidad explicando los dispositivos que hay en cada una de ellas, cómo se denominan y para qué sirven.

CONCLUSIONES

– El objetivo inicial era que los usuarios con discapacidad se encontrasen en igualdad de condiciones que los demás a la hora de recibir los servicios que la Biblioteca ofrece eliminando barreras y trabajando para evitar la discriminación.

– También se pretende empezar a trabajar en el nuevo concepto de accesibilidad total: diseño para todos, condiciones que deben cumplir los entornos, productos y servicios para que sean comprensibles y utilizables.

Extracto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s