El ejército se vuelve confesional

Jueves Santo 2010, Alcalá de Henares. Imagen de:
Alcalá de Henares Foto a Foto. alcalafoto.blogsome.com

Fuente: ateneadigital

La noticia sorprende y avergüenza: los apologetas del ejército y de sus valores nos dices, satisfechos, que el ejército, que se supone una institución pública aconfesional y que tiene su justificación teórica en la defensa frente a hipotéticos enemigos externos, va a participar en actos religiosos de la semana santa un “diez por ciento” más que el año pasado.

Según nos informan, Morenés, que seguro que tiene cosas más importantes que hacer, ha recibido un informe de sus colaboradores en el que reflejan este subidón y que señala que el ejército estará presente en los principales actos religiosos de mas de 70 ciudades.

Más sorprende aún que para legitimar esta especie de abrazo del oso entre el militarismo y la religión, existe una norma reguladora. Concretamente una orden ministerial de 1994, que señala sandeces tales como si los fusiles deben ir armados o desarmados, con la bayoneta puesta o sin poner y otras curiosidades que eluden lo principal, la incómoda pregunta de qué pinta el ejército en estos actos.

Al margen del enojoso problema de la libertad de conciencia y religiosa, que estos señores pretenden eludir diciendo que la asistencia a estos saraos es voluntaria, se encuentra el más enojoso aún de la identificación del ejército con una religión, con una ideología religiosa, y con toda una serie de actos de afirmación de ésta, lo que nos retrotrae al tiempo, cuando poco, del nacionalcatolicismo y de otras nefastas ideas de la defensa.

Lo curioso es que este acto tan cutre pero aparentemente tan insignificante, desvela en realidad una de las cargas más importantes del militarismo y una de sus expresiones más elocuentes: no está para defender lo que a la sociedad le supone bienes básicos a defender, sino para defender una noción de la sociedad que incluso dudamos que tenga algo que ver con la religión y que identifica nuestros intereses con la concepción de ese constructo de “occidente” del que se supone que el ejército es el ariete de vanguardia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s