Benito Lertxundi. 40 urtez ikasten egonak (Zuzunean)

Es increible el tiempo que se gasta en España en autoproclamar nuestra diversidad cultural e igual de increible es ver que todo es pura retórica vacia para autocomplacernos y para venderla como una mercancia más a los turistas.

También es escandaloso la cantidad de dinero público que se gasta en políticas culturales a favor de la corriente del mercado, que es la que marcan las televisiones embrutecedoras.

Lo anterior lleva a que comentar un disco de Benito Lertxundi tenga que empezar con una introducción justificativa para contar que este cantautor es un rerferente de la música popular en euskera. Es como contarle quién es Serrat a un belga. Lo mismo pasa con Mikel Laboa, Oskorri, Ruper Ordorika… Y no cuento más porque en internet hay entradas y recursos suficientes para informarse.

Este disco, de dos CDs,  está grabado en directo en Gernika y Tolosa. Es bellísimo, con una excelente grabación que recoge todos los matices de las instrumentaciones y los arreglos. Con melodias envolventes, mientras Benito Lertxundi va desgranando las frases de un idioma imposible de entender para lo castellanoparlantes pero que no impide que sea cálido e hipnotizante. Tiene canciones bellísimas, que incluyen versiones de otros cantantes, sobre la vida, las relaciones, sobre el mar y sobre la naturaleza.

Os ponemos un par de letras:

Udazken koloretan

En los colores de otoño,
atravesando los perfumes de los campos,
evocándote, estoy en ti.

A la sombra del árbol desnudo,
amarillenta y rojiza
yace la hojarasca; todo duerme.

Recojo una hoja, es tan simple como bella,
tan sencilla al morir,
parece aún poseer toda la vitalidad del árbol.
Tanta dignidad al caer
me impulsa a cantarte.

De nuevo contemplo el árbol;
¿estará preocupado…?,
se diría que dibuja la sonrisa de la eternidad,
en la bondad de su libre transcurrir;

Y parece burlarse
de los sueños cultivados
en las entrañas del tiempo que me esclaviza.

En los colores de otoño,
atravesando los perfumes de los campos,
evocándote, estoy en ti,
tan sencillo al morir,
tan simple al irte sin un adiós.

Gure bide galduak

Los jovenes caminamos hoy
en este mundo extraviado,
con una guerra en nuestro interior
sin saber como actuar.

Este trastornado mundo de nuestros padres
no lo aceptamos,
a ser criados del dinero
es lo que nos han enseñado.

Esa oscuridad
nos ha dejado en profunda soledad;
El camino sin luz
no tiene futuro.

Por una vida tranquila
se han perdido los ideales.
los aspectos mas hermosos de la vida
nos han pisoteado.

Los hombres estan en la carcel
por su pueblo.
dios los tendra que ayudar
si nosotros los hemos olvidado.

Quisiera decir palabras de amor
pero hoy me es imposible;
Nuestro camino perdido
me ha traido este mal.

Supongo que estará colgado en algún lado en internet, pero es imprescindible hacerse con la versión en CD por varias cosas: porque tiene una edición muy buena, que incluye las letras en euskera y en castellano para poder apreciar la calidad y la temática de los poemas; y para apoyar a las discográficas que se la juegan apoyando a opciones culturales, que además se hacen en idiomas minoritarios,  que nunca saldrán en los grandes medios de comunicación, como es el caso de la Elkar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s