Fútbol es fútbol. Por el interés te quiero, Andrés.

En toda esta borrachera de euforia que es ser campeones del mundo (de fútbol masculino en categoria absoluta) ocurre como en todas las borracheras. Hay quien le da por llorar, por reir, por cantar, por enfadarse con todo los que no siguen a La Roja con más españolismo y sobre todo las borracheras son un torrente de bobadas y exaltaciones de la amistad, y en este caso del patriotismo entre surrealista y casposo.

La más gorda de las chorradas soltadas impunemente en los medios es que esto del gol de Andrés Iniesta nos va a servir para mejorar en la economía nacional. De hecho, la caja de ahorros BBK, a la que el Banco de España le adjudicado Cajasur de Córdoba parece que para demostrarlo va a despedir a unos 900 trabajadores/as. Aunque como estos del BBK son un poco del PNV no sé si lo hacen aposta para aguarnos la fiesta del crecimiento económico que viene después del Mundial. Seguro que viene. Ya veréis.

A lo que iba: esta es la foto de la euforia real (no la de mi barrio, ni siquiera la tuya). En el vestuario, con corbata, con trajes caros comprados con sus ahorritos y con cara de muy felices. Bien… ¿y esa señora de rojo que está al lado de Casillas? Pues es Ana Patricia Botín. Algún detalle la delata: una bujanda con el escudo nacional y la palabra “Banesto”, que también lleva bordada en la chaqueta, roja. Roja como La Roja o como el Banco Santander.  Ana Patriacia es hija de su papá Emilio Botín y presidenta de Banesto porque su papá la veía muy capaz para eso. Se la ve tímida, queriendo tocar la Copa de la FIFA… pero en realidad es una de las “dueñas” de la selección. Le ha quitado a La Caixa ser la patrocinadora principal del equipo de la Federación de Fútbol y además también patrocina a Rafael Nadal (por eso estaba en la final y le sacaron mucho más en las teles que los otros invitados, como Gasol).

El gol de Iniesta le va a costar unos cuantos millones de nada porque habían sacado un producto financiero que mejoraba si ganaban los españoles. Pero aún así le compensará.

Pues eso, lo que dicen ahora los que tiene resaca de la borrachera de los Mundiales: “No hay que mezclar el fútbol con otras cosas” Y a continuación lo mezclan con la economía, el patriotismo grande o pequeño, la superstición o el folclorismo. Y la chiquilla Ana Patricia estaba por ahí por que se lo merece y apoya mucho a España aunque un un arranque de botes y gritos se le oyó “Yo soy de Ba-nes-tó, Ba-nes-tó, Ba-nes-tó”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s