Grecia. “En las calles y no en los pasillos del parlamento se decidirá nuestra suerte”

“¿Euro o dracma?”, “¿Syriza o memorándum?”, “¿Austeridad o bancarrota?”… Estos son algunos de los dilemas que prevalecen los últimos días en el debate público y en los medios de comunicación. (…) Ambos bandos hacen caso omiso de algo fundamental: en este momento no se está produciendo un ataque contra el país en general, sino contra los asalariados, los pensionistas y los parados, es decir, contra el mundodel trabajo.

Todas las medidas que se han tomado a raíz de la crisis económica reducen el valor de nuestra fuerza de trabajo, de forma directa (disminución del salario mínimo y del subsidio del paro) e indirecta (recortes en gasto público, privatización de bienes y servicios públicos, liquidación de los convenios colectivos, etc.). Las medidas aprobadas son propuestas que la organización patronal griega puso sobre la mesa mucho antes de la crisis, en aras de una vigorización de la competitividad. Con ellas, la patronal sale ganando, ya que tendrá a su disposición una mano de obra más barata, sindicatos debilitados y trabajadores más disciplinados y atemorizados por la amenaza del paro. No en vano una buena parte de la famosa deuda se encuentra en bancos griegos y empresas griegas. Con el pretexto de la crisis, los trabajadores nos vemos obligados a pagar la quiebra de los bancos y la burbuja de los préstamos hipotecarios.

Para los trabajadores, cualquier dilema que se plantee con el objeto de “salvar al país” es un falso dilema. La cuestión no es cómo hacer que el país salga de la crisis, sino cómo pueden los trabajadores afrontar la versión de gestión de la crisis que elijan los patrones. Ya sea en euros, ya sea en dracmas, la explotación es la misma. Lo que nos debe preocupar es cómo construir empezando desde cero un nuevo movimiento sindical obrero que pueda frenar el ataque que sufrimos como trabajadores. Es imposible que todos los griegos salgamos de la crisis. No tenemos los mismos intereses que los empresarios griegos, que aumentan sus ganancias aprovechándose de las medidas y los recortes. Al contrario, tenemos los mismos intereses que los trabajadores inmigrantes sin papeles, que de forma conjunta los partidos partidarios del memorándum y la extrema derecha (Amanecer Dorado, etc.) muestran como el gran problema de la sociedad griega.

(…) todas aquellas personas que se ven obligadas a emigrar a Grecia son calificadas de ilegales. No es que el estado quiera cerrar las fronteras a cal y canto. Es incapaz de hacerlo y necesita a los inmigrantes en el interior del país como ilegales, para que los empresarios griegos puedan encontrar mano de obra barata y obediente. El racismo contribuye a la devaluación de los salarios de esta parte de la clase trabajadora, una devaluación que empieza por los inmigrantes y por supuesto se extiende hacia los trabajadores griegos. Al mismo tiempo, la condición de ilegales ayuda a que las mafias locales los controlen más fácilmente. Es un círculo vicioso, en el que por un lado se crea artificialmente una situación de ilegalidad que degrada el valor de la fuerza laboral de los inmigrantes y los empuja hacia las mafias, mientras que por otro lado aumenta el racismo y la xenofobia, que contribuyen a su vez a una mayor degradación de inmigrantes y griegos.

La organización Amanecer Dorado no es una fuerza política antisistema. Todos los antiguos altos mandos de la misma la abandonaron acusando al mandamás Mixololiakos de colaborar con la policía y de recibir dinero de los partidos PASOK y Nea Dimokratia. En el barrio ateniense de Agios Panteleimonas, donde campa a sus anchas, vende protección en connivencia con la policía a bares y comercios en los que naturalmente trabajan en condiciones denigrantes inmigrantes. Su objetivo real no es “deportar a los inmigrantes ilegales”, sino que estos continúen siendo una fuerza laboral barata y obediente en un régimen de terror. (…)

Amanecer Dorado son los buenos chicos del sistema y como buenos chicos que son no se dedican a hacer reenganches de luz a personas a las que se la han cortado porque no la podían pagar, ni a levantar las barras de los peajes para que la gente pase, ni a promover la desobediencia civil en los medios de transporte, ni a invitar a la población a negarse a pagar el nuevo impuesto de la renta, ni a participar en protestas contra empresas que despiden a trabajadores. Están a disposición total del sistema y buscan desorientar, ocultándonos al verdadero enemigo. Nos dicen que son los inmigrantes y así se quedan tan tranquilos los empresarios, los partidos en el poder, los memorándum y la policía, que tan bien supo ayudar a que se votaran las medidas, protegiendo el parlamento contra la rabia popular. No es casual que los policías voten en masa a Amanecer Dorado y que antidisturbios y nazis carguen juntos en las manifestaciones (lo hemos visto más de una vez).

Cartel del sindcato ESE llamando a la huelga general del 11 de mayo

El sistema político que ahora denuncia a Amanecer Dorado como “elemento extremista” por las peleas televisas del nazi Kasidiaris es el mismo que les encubre cuando hacen sus ataquen diarios en los medios de transporte y en las plazas, apaleando y apuñalando a inmigrantes y a cualquier otra persona con un aspecto o un corte de pelo que no sea de su gusto. En los últimos seis meses las organizaciones antirracistas han registrado 500 casos de violencia racista y son 30 los inmigrantes cuyo paradero se desconoce. (…) El papel histórico de la extrema derecha siempre ha sido hacer el trabajo sucio de la clase empresarial, a pesar de su retórica “anticapitalista”.

Como trabajadores es necesario que plantemos cara tanto a los fascistas de corbata como a los fascistas con la cabeza rapada. Que formemos nuevos sindicatos que no estén controlados por los partidos políticos y que admitan en su seno a los trabajadores inmigrantes, reivindicando para ellos igualdad de derechos y deberes. Si no lo hacemos, las mafias (que, no lo olvidemos, tienen muy buenas relaciones con la policía y con la extrema derecha) crecerán y el canibalismo social se extenderá. Es necesario que formemos en todos los barrios grupos de defensa de las asambleas populares, que protejan a la gente tanto de los ataques de los neonazis navajeros como de la violencia antisocial de las mafias, una violencia que ni Amanecer Dorado ni la policía quieren detener. Sólo un movimiento social organizado desde abajo y que reúna a griegos e inmigrantes podrá hacer pedazos a las mafias, ya sean de griegos, de extranjeros o mixtas.

Las elecciones, tanto si se decide participar en ellas como si no, no pueden solucionar ningún problema real de los trabajadores. Al contrario, crean la falsa ilusión de que todos juntos, trabajadores y empresarios, podemos unidos encontrar una solución para “salvar al país” (que es como decir la rentabilidad capitalista). Si no cambia la verdadera relación de fuerzas en la sociedad entre los patronos y el mundo del trabajo, sea cual sea el gobierno que salga, la política continuará funcionando en provecho de los empresarios. (…)

 Recibamos al nuevo gobierno como se lo merece: ¡con huelgas y manifestaciones!

UNIÓN SINDICAL LIBERTARIA (ESE) http://athens.ese-gr.org

Ver artículo completo

Orden de busca y captura de Diego Cañamero, secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores

Publicado en Más Voces. 14-5-2012

En días pasados, el juzgado de Instrucción número 12 de Sevilla emitió una Orden de Búsqueda y detención de Diego Cañamero Valle, Secretario General del Sindicato Andaluz de Trabajadores SAT. El motivo es la negación a asistir a los llamamientos que reiteradamente hacen los juzgados como protesta por la fuerte represión que sufren los militantes de este sindicato.

El SAT decidió el año pasado que sus dirigentes se declaran “insumisos judiciales” ante la enorme represión que sufre este sindicato con multas que superan el medio millón de euros, peticiones de cárcel de más de 60 años y cerca de 400 sindicalistas procesados y procesadas, lo que convierte al SAT en el sindicato más represaliado de toda Europa, en estos momentos.

Como ejemplo, la semana pasada, más de 47 sindicalistas tuvieron que comparecer en un juzgado de Córdoba acusados de cortar las vías del AVE, el tren de Alta Velocidad. Sin embargo, en el juicio se demostró que muchos de los acusados no estuvieron presentes en dicha acción. Según el SAT, ese hecho demuestra que la policía usa el método de las “listas negras” para criminalizar sistemáticamente a militantes y dirigentes del sindicato. Al final la fiscalía sólo pidió multas contra 15 de los 47 asumiendo indirectamente la existencia de tales listas. Esa práctica anticonstitucional se usa sistemáticamente contra el SAT y tiene que ver con órdenes políticas dadas por los responsables del Gobierno en su afán de criminalizar a este sindicato.

Por todo esto, desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores exigen la inmediata revocación de la orden judicial contra Diego Cañamero, y el cese de la campaña de represión contra el sindicato.

Escuchamos al propio Diego Cañamero en una entrevista realizada por Alberto Almansa el pasado 1º de Mayo, Día de los Trabajadores, en la Finca Recuperada de Somonte, ocupada para ser trabajada por personas en desempleo.

[Diego Cañamero fue detenido el día 18, y puesto posteriormente en libertad]

Puedes oir el audio de la noticia (5 minutos), con más información, en este enlace

http://www.masvoces.org/audio-player/playerwpress.swf?soundFile=http://www.masvoces.org/golpe4.mp3,http://www.masvoces.org/audio/mp3/201205142.mp3

Otro mundo ferroviario es posible

Este es un extracto del artículo “Nuestro sindicalismo es internacionalista” que venía en el número 65 de la revista Libre Pensamiento, editada por el sindicato CGT. Está firmado por un cargo del sindicato francés SUDRail.

Los destrozos del capitalismo en el sector ferroviario.
La ofensiva neoliberal sobre el ferrocarril es tanto más violenta en cuanto se trata de un sector muy regulado
por protocolos de actuación, sometido a imperativos de seguridad de alto nivel y con un personal que posee una reconocida cualificación profesional y que tiene una larga tradición de combatividad social. La Comisión Europea (CE) ha propiciado la elaboración de libros “verdes” o “blancos”, directivas y reglamentos destinados a ampliar paso a paso la puesta en concurrencia competitiva de las históricas empresas ferroviarias de carácter público. La desregulación se impone a golpe de regulaciones.  (…)

Se afirma, desde un principio y sin dar elementos de referencia, que el monopolio de un sistema ferroviario
debía limitarse a las infraestructuras, separando de ellas los servicios ferroviarios, con el objetivo de que parezca “normal” que trenes gestionados por diferentes empresas circulen por las mismas líneas. Las extremadas vinculaciones entre infraestructura y movilidad, desde un punto de vista técnico, de seguridad y eficiencia, implican una comprensión del ferrocarril como un sistema integrado. La integración de los sistemas ferroviarios es, de hecho, el fruto de más de 150 años de historia técnica y económica ignorada por la CE, actitud que responde a una necesidad derivada de las actuales condiciones del capitalismo, que quiere apropiarse de aquellas componentes de la esfera pública susceptibles de rentabilidad.

La separación entre infraestructura y servicios, como requisito previo a la puesta concurrencial de éstos -proceso general que afecta también a la distribución de gas o electricidad, a las telecomunicaciones y otros servicioses denominado por los neoliberales “servicios en red”, vocablo que ignora las especificidades de explotación del ferrocarril, en el que redes y servicios son interdependientes. De hecho, caso de conseguir el objetivo programado de destruir las empresas públicas del transporte ferroviario, se pondrá de manifiesto la necesidad prioritaria de una integración de infraestructuras y servicios en base a una racionalidad económica y técnica, maltratada en la fase precedente por razones meramente ideológicas. En consecuencia, habrá desaparecido el estatuto social en vigor en dichas empresas y a cambio, los reconstruidos monopolios integrados serán, eso sí, privados.

El ferrocarril europeo a merced de los apetitos capitalistas.
A excepción de algunos dogmáticos tecnócratas de la CE, nadie niega hoy en día la catastrófica situación del
sistema ferroviario británico, como emblemático santo y seña de la privatización: cuasi abandono de las instalaciones y material por su carácter “no rentable”, correspondencias no garantizadas para relaciones atribuidas a compañías diferentes y, sobre todo, la seguridad que pasa a un segundo plano por ser contraria a los intereses financieros del corto plazo de capitalistas, que invierten en un momento concreto y coyunturalmente en el sector ferroviario, a la espera de una nueva opción de beneficio.

En Italia, el número de compañías privadas autorizadas para poner en circulación los trenes se ha multiplicado de una manera notable. Desde el 1 de Enero de 2005, el gobierno español, aparentemente de” izquierdas”, ha puesto en marcha una reforma concebida por el precedente gobierno de ”derechas”. En Francia, los gobiernos preparaban el terreno desde hace varios años mediante la fractura de la empresa pública. Los primeros operadores privados han obtenido el transporte de mercancías que la dirección de la SNCF ha abandonado de manera deliberada. En Alemania, el proceso se encuentra en una fase más avanzada, con la entrada en Bolsa de la DB y con el apoyo del sindicato Transnet, cuyo Presidente acabó siendo Director de DB.

Confrontados con el sector privado, los operadores históricos acuden a competir con las empresas públicas de
otros países…. y atacan los derechos de los trabajadores ferroviarios, juegan con la seguridad de los viajeros, abandonando sus misiones de servicio público, ordenación y conexión territorial etc.

Otra Europa ferroviaria es posible.
En nuestros países las huelgas de los trabajadores ferroviarios han permitido resistir durante varios años.
Pero el movimiento sindical ha carecido de respuestas internacionalistas. Una jornada de lucha a nivel europeo tuvo lugar en 1992, y nada más. La CES, pese a la fuerza potencial que representa, rechaza organizar las luchas y coordinar las huelgas en el ámbito europeo.

La construcción de un polo de respuesta a escala europea constituye una prioridad. Existe un marco, dado que algunos sindicatos ferroviarios se han agrupado en torno a la ETF (estructura profesional de la CES y rama europea de la ITF-Federación internacional de transportes). Algunas organizaciones vinculadas a ETF
desean una dinámica más movilizadora y agresiva. SUDRail prosigue su trabajo para la puesta en marcha de una red europea de sindicatos ferroviarios, capaz de resistir a las agresiones capitalistas y proponer alternativas. La pertenencia o no a la ETF no debería ser la referencia para un trabajo en común. Queremos coordinar nuestra acción con todas aquellas fuerzas sindicales que rechazan acomodarse al modelo neoliberal.

En un momento inicial, nuestra red europea se basaba en las actividades llevadas a cabo con nuestros compañeros de CGT (España), ORSA y CUB (Italia). Esta red se ha ampliado a la UCS ( ahora denominada SULT) de Italia, RMT (Reino Unido), SAC (Suecia), LAB (Euskadi). (…) Hemos publicado conjuntamente varios manifiestos internacionales, puesto en marcha algunas acciones colectivas en centros de trabajo y participado en manifestaciones o encuentros internacionales (Madrid, Londres, Roma, París).

Conjuntamente hemos organizado la huelga europea del 18 de Marzo de 2003, fecha en la que la C. E abrió a
la concurrencia competitiva el transporte de mercancías, posibilitando la incorporación de trenes de empresas privadas en nuestras redes públicas. Este no era más que un primer paso. Fue la primera vez que los sindicatos ferroviarios organizaban una acción de tal calibre, de manera directa y al margen de la ETF. Esta respuesta marcó una nueva etapa en la construcción de un polo sindical alternativo en las organizaciones de los trabajadores ferroviarios del continente europeo.
La manifestación celebrada en Lille el paso Abril de
2010 ha constituido un salto cualitativo. (…) Más de veinte sindicatos ferroviarios de Reino Unido, Irlanda,
Grecia, Hungría, Francia, España, Portugal, Italia, Suiza y Alemania, entre otros, convocaron esta manifestación.

Otro modelo ferroviario también es posible a nivel mundial.
Las directrices económicas elaboradas por el FMI, el BM y la OMC determinan las políticas sociales y de empleo en todo el planeta y, en particular, las de la UE. (…) Los ferrocarriles se han visto involucrados en este proceso. La privatización es el reflejo de las necesidades actuales del sistema capitalista de cara a su supervivencia, a su desarrollo y a la imposición de su modelo. Se trata de apuestas políticas, no de decisiones neutras que pretenden basar en criterios “técnicos” o de “eficiencia”.

Aunque los ritmos y las situaciones son diferentes, la receta del capitalismo es universal: los servicios rentables deben ir a las sociedades privadas. (…) Nuestra actividad internacional nos ha permitido verificar
también los daños del capitalismo en los sistemas ferroviarios de otros continentes como Asia y África. (…)

Construimos, pues, una red internacional de sindicatos ferroviarios con el fin de reforzar las luchas de cada uno de ellos pero, sobre todo, con el fin de desarrollar luchas comunes. Hemos decidido denominarla “Ferrocarril sin Fronteras”. Nuestra coordinación se basa en la autonomía de las organizaciones participantes así como en los principios de solidaridad, justicia social, igualdad, democracia y autonomía respecto a los partidos políticos. Afirmamos que otro Mundo Ferroviario es posible, un Mundo en el que se respetan las conquistas sociales, las condiciones de trabajo, la seguridad, el servicio público, el derecho a un transporte para todos y las libertades sindicales. (…)

Actuaremos para defender y progresar en los puntos esenciales de la plataforma común surgida de dicho proceso: El sistema ferroviario debe ser propiedad pública pues ha sido la sociedad quien lo ha construido. La privatización es la pérdida de un bien público en provecho y beneficio de los intereses particulares de una minoría.
• El ferrocarril debe tener como fin el servicio público. Su rentabilidad es social y no económica.
• El ferrocarril debe ser una empresa pública de servicio público, que debe gestionar conjuntamente la infraestructura, el transporte y los servicios, todo ello concebido como un conjunto sistémico.
• La seguridad debe ser un objetivo prioritario en el transporte ferroviario y no puede reducirse a cálculo de probabilidades, que a menudo acaba en consecuencias trágicas.
• Deben reconocerse las ventajas del transporte ferroviario, en términos de costes sociales: respeto al medio ambiente, menor ocupación espacial, servicio para la comunidad, menor consumo energético, menor dependencia del petróleo, desarrollo de la ordenación territorial y, sobre todo, menos riesgos de accidentes. El ferrocarril debe ser privilegiadocomo medio de transporte tanto de pasajeros como de mercancías.
• Es preciso favorecer la accesibilidad al ferrocarril para personas con bajos ingresos o que no pueden o quieren utilizar medios individuales de transporte.
• El ferrocarril debe disponer de efectivos humanos suficientes, con empleo estable y con potentes derechos sociales, funciones bien definidas y una formación adecuada.
• Tanto los usuarios como los trabajadores debemos tener una participación activa y directa en las decisiones
relativas al ferrocarril.

Ver el artículo original en la página de la revista Libre Pensamiento nº 65 verano 2010

CGT SEAT: Carta abierta al Señor Felipe de Borbón

A mediados de mes en todos los medios de comunicación salió la feliz noticia de que nuestro feliz príncipe Felipe inauguraba otro sitio para hacer más coches. Con todo el discurso sobre los puestos de trabajo, riqueza, competitividad, bla, bla, bla. Pero el sindicato mayoritario en esa fábrica no le parecía una noticia tan feliz, y se lo hizo saber al príncipe feliz.

Ha sido usted invitado a inaugurar la línea de producción de un modelo Audi en la fábrica de Martorell, en representación de la aristocracia española. Quizás piense usted que esta inauguración se limita a un acto protocolario que salga en las noticias como un espectáculo más de la televisión. Pero detrás de esta inauguración hay unas “bambalinas” que, de buen seguro, nadie de la empresa o de su séquito osará enseñarle.

La CGT habíamos sido invitados a participar en este acto como parte de la Representación Sindical Mayoritaria en SEAT. Sin embargo, ante el ambiente de represión, incluso del derecho constitucional a la libre expresión, que hemos sufrido en el día de hoy, desde la organización anarcosindicalista de la CGT hemos rechazado la invitación a asistir a los actos de inauguración y queremos hacerle llegar lo siguiente:

  • La adjudicación del modelo Q3 a SEAT-Martorell ha significado un acto de chantaje contra toda la plantilla de SEAT por parte de la multinacional VW, por el que se han congelado los salarios con la amenaza de eliminar cientos de puestos de trabajo.
  • SEAT ha realizado, en los últimos cinco años, dos procesos de despidos masivos y salvajes que han tenido el objetivo de llevar a la plantilla la política del miedo y la represión.
  • SEAT lleva 2 años y medio vulnerando, de facto, el principio constitucional a la negociación colectiva y obligando a la plantilla a ritmos de trabajo cada vez más inhumanos en esas líneas de montaje. El maquillaje que esas líneas de trabajo han tenido para su visita, esconde unas consecuencias cada vez más perniciosas, para la salud de las personas que allí trabajan.
  • Debido a su visita, se ha cambiado el turno a más de 500 personas durante tres días, con negativas consecuencias en la conciliación de la vida familiar, para todos ellos y ellas.
  • En el día de hoy la fábrica de Martorell se ha convertido en un Estado de Sitio, vulnerando principios democráticos y dándose situaciones de vasallaje propias de un estado feudal y no de un país democrático.

Por eso, le manifestamos nuestro rechazo a su visita y a este tipo de actos que esconden realidades muy negativas para la mayoría de los ciudadanos de este país y que sólo ayudan a generar un mundo virtual para vender en los medios de comunicación.

Le sugerimos que para conocer en realidad lo que significa una fábrica de montaje de coches y una línea de producción en cadena, renuncie a sus privilegios y solicite un puesto de trabajo en las cadenas de SEAT. Con esto, no sólo conocería usted la verdadera cara de la fabricación de vehículos, y en especial la del modelo que hoy ayuda a inaugurar, también ayudaría usted a salir de la crisis al conjunto de la sociedad española que ha de sufragar los gastos de toda la corte real.

Martorell, 13 de julio de 2011.

Secciones Sindicales CGT en el Grupo SEAT

Nota de prensa original: http://www.rojoynegro.info/articulo/accion-sindical/cgt-seat-carta-abierta-al-senor-felipe-borbon